Mi corazón al vuelo

 

En círculos, ciega y torpe, ronda la vida alrededor mío, la miro apenas de reojo, como no queriendo ver mas de lo que hace falta.  Ya vi, con los ojos muy abiertos, trampas, ciudades, abrazos como encrucijadas, ríos de leche y vino tinto, colinas de almendros y de rosas. He visto, sin quedarme nunca, casi todo y he pasado de largo por la suave tentación de quedarme para siempre, en la quietud inalterable de la certidumbre. He saltado al vacío cada día con las alas rotas y la venda que repara todo cubriendo la mirada. Ha saltado mi corazón al vuelo.

Anuncios

perfil

Diletante, sadomasoquista, agridulce, transparente y rota, fantasiosa, lunática, adictaobsesivacompulsiva de lo que amo y de lo que no es mío, luego amante perniciosa, por herencia cursi contagiosa, artesana ociosa por descubrir, jubilada por accidente y por desgracia, amante de la literatura y el vino tinto de la verdad, de la dulzura de los chistes tontos, del cine que se parece a la literatura, de los buenos guiones, de la belleza, de la ternura, de la pasión desmedida, del amor que puede hacer historia y del que se hace, del amor que se dá, del que es imágen y metáfora, de los placeres de los dioses. Enemiga a muerte de la simulación y el engaño, de las reglas del juego, de la hipocresía y el mal gusto de la traición, de la mediocridad del alma, del status quo, de las mentiras, de las verdades a medias y las crueles verdades, de las medias tintas y las medias rotas. Temerosa y huésped de la muerte y el frío, del dolor del cuerpo y del alma, de la incertidumbre, de la locura, del amor que se niega, de la soledad y el olvido, de la realidad real, de los panteones y la oscuridad, envidiosa de la vida que hierve alrededor, sin mi. Demasiado joven para ser vieja y realmente vieja para no morir en el intento.

Otro perfil

Comparable con lo vulgar, pretenciosa de lo sublime,  amante de la incertidumbre y de la libre caída, suave y fugaz, aferrada a la vida por encargo, pendenciera y dócil, comadrona de la muerte y los malos momentos, aduladora, cómplice, batalladora y sobreviviente, dañada, resquebrajada, reconstruída, en proceso de restauración, damnificada de todos los desastres por venir y dulce, engañadora y gentil, áspera y seca, con sabor alimonado y mil preguntas tatuadas en la piel, prendida con alfileres al insomnio. Sorprendida siempre de la fragilidad del amor,  amante de los baños frescos, perfumados de canela y albahaca, de las noches amantes y las mañanas amada, traicionera ingenua, adicta a la fantasía, al delirio, a la alucinación y a la derrota, desposeída y poseedora de toda la fortuna y el amor verdadero, el que muerde y lastima. Sedienta de anís y de un abrazo mas, esperanzada en el tiempo y en los arrebatos de la pasión. Aventurera venida a menos en la balsa transatlántica de la duda. Charlatana nerviosa, que se muerde las uñas de desamor, y ríe, entre paredes pintadas de azul y desmemoria. Y sin embargo, viva, dispuesta siempre, a ser deslumbrada por la vida y su intenso resplandor.


Aniversarios

Esa forma pueril de fundar la certidumbre en lo pasado, es como vivir la vida hacia atrás, como en un sueño en restrospectiva, como aferrarse a lo hallado,  a lo  tangible, a lo imposible de perder, a un recuerdo postfechado.  Días de flores, que nos inventamos para aligerar el peso del presente, del futuro impreciso, inapresable en la espesura de la niebla.  Fechas, nombres, días de fiesta no siempre  compartidos que, sin embargo nos regalan un sentimiento de pertenencia, la sensación efímera de escapar del vacío, la cándida certeza de haber vivido lo importante.  Salud por esos días, que a través del cristal de una copa de vino, resurgen luminosos y vivos.  Salud por el bendito  recurso de escapar del olvido,  por la puerta trasera del pasado.


Dame poesía

Sólo dame poesía

dame poesía

dame más poesía

dame pura poesía

no tus ojos

sólo dame poesía.


Tu tristeza

Cómo rozar con las manos que tiemblan

el pájaro herido de tu tristeza

y no sentir el frío que tu sientes

cómo esperar que salga el sol si no ha de calentar tus huesos

cómo reír, si tu no ríes

si lloran tus manos y tu pelo

de donde traigo yo un puñado de sol para tu día

de que lugar la risa, la música, la paz

la sábana de sueños tranquilos, que ahora necesitas

quiero saber, que algo o alguien me lo diga

cómo hago para que bebas de  éste cáliz amargo

y no muera para siempre tu alegría.


Vacaciones forzosas

Saludo y abrazo a mis amigos, todos,  y les aviso que estaré fuera de la línea de fuego, más aún de lo que he estado en los últimos días.  Estaré fuera del país, en la bellísima  y entrañable Habana, por veinte días, los cuales espero sean productivos en letras. Espero verlos pronto.

Los extrañaré

Flora


Salud por la vida

He sido lapidada por santeros, damas del buen decir y rodilla ensangrentada, enemigos del amor y sus malas compañías, detractores del sentir, en legítima defensa del alma pura y casta, asesinos de sueños, predicadores tambaleantes y necios de su fe, traficantes del cielo a crédito y sin interés terreno, poseedores de la verdad absoluta, que no se deja poseer por nadie, porque, gracias a dios, todo es relativo en este mundo.  Al igual que los jinetes del apocalipsis, anuncian, como un producto el cielo a todos prometido, incluyéndome a mi, y a los que, como yo, vivimos la vida simplemenre, sin esperar recompensa, ni premio ni castigo.  Salud por esa vida, que no es coto privado de nadie, al igual que la muerte y su mas allá, que sigue siendo un misterio, mientras estemos vivos, pero igual, un misterio para todos.