Las caras de mi neurosis

He pensado mucho sobre la trivialidad, sobre la férrea intrascendencia en la que, a veces se instalan mis días, y por casualidad, hoy me he dado cuenta de que algo no marcha bien, cuando en una velada con la familia y un amigo de mis hijos, desconocido hasta éste día para mi, después de beber solo una cerveza, platiqué sobre mi idea, obsesión dije, de pintar, algun día mis dibujos neuróticos.  Al parecer no advertí la expresión de extrañeza o de indiferencia de todos, cuando lo dije y me esforcé en hacerlos comprender de qué estaba hablando; Son esas caras, dije, que uno ve en las paredes, los rostros que se forman con las manchas, que cuando estoy contenta, son caras felices y dije esto último poniendo una expresión de felicidad y haciendo ademanes con las manos, pero cuando ando mal, porque me siento enojada, triste o cansada, veo caras horribles, con grandes sombreros como humaredas que salen de sus cabezas.  Hasta entonces me di cuenta, con sorprendida extrañeza, de que mi plática no era adecuada para ese momento, cuando vi al invitado extranjero con la boca abierta y la mirada mas distante que intrigada y mi hija soltó un -es que nadie debe tener manchas en las paredes, queriendo poner fin a mi discurso y aún entonces, insistí en tratar de convencerlos, – es cierto, mis paredes tienen manchas y texturas,  y mi piso también, es igual que cuando encuentras figuras en las nubes, -ustedes no los ven?- les preguntaba.  Fue inútil, me sentí perdida, extraviada, en la orilla de todo.  Estaba sosteniendo una conversación o un soliloquio de borrachos, cuando nadie había bebido de más, estaba en toda mi sobriedad, pero, como siempre mostrando una parte de mi que no es de interés para nadie, sobre un tema, por demás intrascendente y ni era el momento ni el lugar para hacerlo.  Antes de eso, cuando el invitado dijo que le gustaban unos dibujos que cuelgan en mis paredes, le expliqué que eran de un talentoso artista local y le mostré un dibujo del mismo pintor, que guardo por encargo,  es un poco chocante, de un escandaloso ramplón y pueblerino, pues retrata a una pareja entrelazada por falos imposibles que salen de sus cabezas y de sus bocas, que además es un mal dibujo, hecho sobre un cartón de caja de algún vino, a tinta roja de bolígrafo.  No se en que estaba pensando, he tenido una larga jornada de cansancio y espera, tampoco he dormido mucho los últimos días, y aunque me horroriza hasta el escalofrío cruzar la leve línea  fronteriza de la cordura y me preocupe el tema de la trivialidad y la intrascendencia, estoy segura de que algún pintaré las caras de mi neurosis, que por cierto, hoy se ven sombrías, diría que se miran un poco acobardadas.

Anuncios

6 comentarios on “Las caras de mi neurosis”

  1. llarina dice:

    te equivocas en aquello de que “no es de interés para nadie”…
    sucede que para las lecturas de los adentros, necesitas lectores capaces de adentrarse en ellos, son seres poco comunes, y no suelen ubicarse en las cercanías…
    no te sientas sola, ni perdida …
    yo no veo esos rostros en las manchas, pero igual que tú, estoy a veces en el borde, en la orilla de esas cosas que siento y quiero explicar, y nadie entiende, y por lo cual acabo renunciando y entonces hablo de trivialidades, de esas en las que el común de los mortales se siente a salvo, pero tú… tú no te salves, ya lo dijo benedetti…
    besos, más cercanos que nunca,
    pilar

  2. miriadas dice:

    Son fantasmas, tal vez, traiciones del subconsciente, las que se enredan en todo y enmarañan la razón y la alegría. Te agradezco la cercanía. Besos

  3. MARTHA dice:

    FLOR, ME CONMOVIO MUCHO LEER TUS POEMAS, TUS PENSAMIENTOS, ME PARECIO MARAVILLOSA LA FORMA EN QUE PLASMAS TUS IDEAS, ME ENCANTA CONOCERTE EN TU FACETA DE ESCRITORA, FELICIDADES, TE AMO

  4. me encantaría ver esas pinturas.
    saludos, Flora.

  5. miriadas dice:

    Hola, Vani, a mi también me encantaría que las vieras. Un abrazo.

    Gracias, Martha, ahora todo mundo ha de saber que eres mi hermana, por las porras y eso. Besos

  6. ordennegro dice:

    Arriba esas manchas en la pared, en el piso o en donde sea, pues serán inspiración y sentimiento para plasmar arte, tu arte.
    Me da gusto volver a saber de ti.

    Un abrazo, Flora.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s