Amsterdam

Mis pasos amarillos
rompen el hielo
amanecido en las calles lejanas
de cualquier puerto
no dejan huella
se evaporan las pisadas
en un crujir fugaz
no es terciopelo blanco la nieve envejecida
es cristal
añicos de la luna
opacidad de siglos caídos, al descuido del tiempo
silenciosa es la nieve
de silencio es el agua sin fondo, ni marea
silencioso el tranvía
sólo rompe el silencio ese crujir ansioso de pisadas que no vuelven
que no saben
aún
a que han venido.
Anuncios

3 comentarios on “Amsterdam”

  1. Ernesto dice:

    ¡Flora! que enorme alegría volver a leer tus maravillosos versos, pero sobre todo ver que de nuevo estás aqui. No tango que decirte que te he extrañafo mucho. Bienvenida, y espero que todo vaya bien.
    Un abrazo enorme.

  2. …añicos de la luna…¡qué imagen!

    muy bueno, Sra. escritora.

  3. miriadas dice:

    Ernesto, gracias, el gusto es mío, aunque no todo vaya bien. Un abrazo fuerte.

    Vani, gracias, tu compañía siempre es alentadora. Besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s