Del pensamiento inútil


Entre uña y carne

guardo

alfileres de acero inoxidable

dolorcitos simplones que no matan y no dejan vivir

el tormento punzante del pensamiento inútil

Llevo en los ojos, en los párpados lentos

arenas movedizas

el ardiente amarillo del desierto

que no alumbra y hiere, como lengua de sol en la memoria

Tengo a la mano siempre

un sinsabor

un latido de miedo

un cajón vacío

una pregunta necia

un espejo roto

el ademán caído del intento

De vez en cuando

tengo en los labios

el estéril sabor del desaliento.

Anuncios

3 comentarios on “Del pensamiento inútil”

  1. Este poema dolió…
    Saludos Flora. 😀

  2. kiram dice:

    El desaliento aparece muchas veces, demasiadas, no seríamos humanos si a veces no nos quedaran fuerzas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s