Y flotar

Es algo oscuro y profundo

subterráneo

negro

viene de atrás

desde muy lejos

agazapado siempre en las cintas de seda de la tarde

guareciendo su furia en los días mas claros

atormentando el contorno de la noche alcanzada

haciendo visible la fragilidad de los sueños 

de esos sueños fugaces como estrellas

que se deslizan en la suave modorra de la espera

llega de atrás, de siempre

martillando, gimiendo

inoportuno y necio como el miedo

con esa manera fría de romperse el cristal

para volverse filo, para volverse herida

y no es escencia

no es vida

es sólo, la negación absurda de abrir  los ojos

de respirar el suave aliento con que amanece el día

y flotar simplemente

sin rumbo fijo

sin punto de partida.


Tu tristeza

Cómo rozar con las manos que tiemblan

el pájaro herido de tu tristeza

y no sentir el frío que tu sientes

cómo esperar que salga el sol si no ha de calentar tus huesos

cómo reír, si tu no ríes

si lloran tus manos y tu pelo

de donde traigo yo un puñado de sol para tu día

de que lugar la risa, la música, la paz

la sábana de sueños tranquilos, que ahora necesitas

quiero saber, que algo o alguien me lo diga

cómo hago para que bebas de  éste cáliz amargo

y no muera para siempre tu alegría.


Vacaciones forzosas

Saludo y abrazo a mis amigos, todos,  y les aviso que estaré fuera de la línea de fuego, más aún de lo que he estado en los últimos días.  Estaré fuera del país, en la bellísima  y entrañable Habana, por veinte días, los cuales espero sean productivos en letras. Espero verlos pronto.

Los extrañaré

Flora