La maravilla

arlequines-en-rojo1

 

Sueles llegar, con retazos de sueños en las manos

para mi

un pensamiento

el sabor de los dulces del desierto

la noticia de que un día me pensaste

una alegría oculta en tu camisa

traes en los labios

besos acumulados de días y de noches

los dejas caer como lluvia  en los míos

me inundas, me atragantas, me emborrachas de tí

y yo te espero siempre

con un baile de arlequines  en el pecho

en la boca

la expectativa dulce de morder  la maravilla

te espero

con el alma en el hilo del deseo.

Anuncios

8 comentarios on “La maravilla”

  1. anaan dice:

    “…con el alma en el hilo del deseo.”
    Haces con las palabras que llenemos de imágenes la imaginación, tienes un don especial para combinarlas.
    Hacía ya unos días que no te leía, anddo, como todos, con muchas cosas que hacer y poco tiempo.
    Me encanta pasar de vez en cuando y ver nuevos escritos, gracias.
    Muchos besicos.

  2. Taro dice:

    Poesía llena de imágenes y musicalidad. Muy bonita.

  3. Me fascinó el “baile de arlequines en el pecho”. Me hiciste recordar tantas sensaciones con este poema.
    Un abrazo.

  4. ordennegro dice:

    Una pasada fugaz, para no dejar de lado a los amigos del barrio que ya bien descuidados los tengo. Casi sin tiempo para nada, pero si para un “atractivo ritmo en tus palabras”, me ancanto, miriadas.

    Un beso.-

    OrdennegrO

  5. El primer verso el mejor de todos.
    Como siempre da gusto leerte, ¡para qué te lo digo si ya lo sabés!!!!!Grande!!!
    Saludos, Flora.
    Vani.

  6. Hoy tú y yo esperamos. Gracias por el premio, prometo que en cuanto pueda lo arrastro al centro de mi patio. Beso.

  7. Aurora dice:

    Y qué importa que no te gusten las rimas… Escribiendo así es una delicia leer versos. Me voy con arlequines en el pecho. Un beso.

  8. Ernesto dice:

    La maravilla radica en tu poesía. Versos cargados de sentimientos, plenos de sensaciones, palabras trabajadas con esmero que nos abrazan y tamplan nuestros corazones. Ese “sabor de los dulces del desierto”, el “baile de arlequines en el pecho”, que nos deja “con el alma en el hilo del deseo”.

    Gracias Flora por hacernos vibrar.

    Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s