Salud por la vida

He sido lapidada por santeros, damas del buen decir y rodilla ensangrentada, enemigos del amor y sus malas compañías, detractores del sentir, en legítima defensa del alma pura y casta, asesinos de sueños, predicadores tambaleantes y necios de su fe, traficantes del cielo a crédito y sin interés terreno, poseedores de la verdad absoluta, que no se deja poseer por nadie, porque, gracias a dios, todo es relativo en este mundo.  Al igual que los jinetes del apocalipsis, anuncian, como un producto el cielo a todos prometido, incluyéndome a mi, y a los que, como yo, vivimos la vida simplemenre, sin esperar recompensa, ni premio ni castigo.  Salud por esa vida, que no es coto privado de nadie, al igual que la muerte y su mas allá, que sigue siendo un misterio, mientras estemos vivos, pero igual, un misterio para todos.

Anuncios

2 comentarios on “Salud por la vida”

  1. Brisa dice:

    cruz, cruz, que se vaya el diablo y que venga Jesús…
    córtala…
    tierrita volada…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s