El orden de los factores

I

Vivo contigo

contigo vivo

II

desperté a tu lado

a tu lado desperté

III

Comimos juntos y después dormimos la siesta.

Juntos comimos la siesta y después dormimos.

IV

Entre diluvios y eras glaciares nacimos, de fuego y tiempo somos.

Nacimos de fuego, y somos tiempo entre diluvios y eras glaciares.

V

Dame el quebranto de la pena, arrebátame la pasión.

Arrebátame la pena, dame el quebranto de la pasión.

Anuncios

De Luz

Nadie ha visto la luz que bebemos en el beso

nadie entiende, si la noche nos ciega, nos invierte

nos esconde del frío, nos oculta del ruido

nos cobija del miedo

nadie escucha la música que llueve si te miro

si me miras y tiemblan los cristales

nadie sabría beber el vino que bebemos a gritos

a lágrimas, a escombros de la pena, a sueños

el vino que diluye la noche que nos lleva

que nos muere y revive

que nos hace crecer

nadie sabe si existe

el vino que nos salva de la espera.


Con sabor a vino tinto

Regalo de aniversario

Hoy el mundo puede rodar a donde quiera

mi corazón, mi casa y mi vida están de fiesta

que diluvie el cielo, y las arcas de Noé encallen donde tengan que encallar

que los hielos se derritan y se vuelvan avalancha, río

montaña de frío que sepulte a los amantes del odio

a los novios de la muerte, a los necios suicidas con su carga de esquirlas expansivas

hoy no me toca el rencor, ni el olvido, ni la rabia, ni el frío

la garra de la frustración no me alcanza

la melancolía se ha vuelto nostalgia de un día feliz que tal vez llegue

que un día llegó

que siempre llega

hoy lleno mi casa de flores y de alas

de aromas y calor

es mi día

tu día

siempre nuestro.


Mi deseo

Llevo la moneda de la suerte en mi bolsillo

mi mano la acaricia como si fuera tu mano

la frota, la besa con los dedos

le pide un deseo que siempre cumple

llegas

otras veces la saco a relucir su brillo al sol

lanzo mi fortuna al aire, mi deseo 

la prenda de mi amor

gira, rueda haca arriba,  resplandece

cae en mi mano

cara o cruz

águila o sello

siempre a mi favor

vienes.


Castillo de naipes

Un castillo de naipes

construído lentamente

carta por carta levantada al aire

un corazón, una espada

un trébol de la suerte

una corona sin reina

un rey

triángulos de espacio y vacío entre las cartas

un castillo de números impares

negros  diamantes, esquirlas de la noche

rojas espadas de la madrugada

los ases se han perdido

sietes huérfanos de cábala

no hay apuesta

hay juego

una torre extraña, una escalera sin cielo

la baraja se yergue en el aire

lo mismo que se desploma

un castillo sin reino.


La vida en púrpura

Nos damos heridas, como pétalos rojos

puñales como besos

destellos púrpura del cielo y el infierno

nos tocamos con los filos del dolor

moretones de angustia

el brillo exquisito, irrepetible

del placer de esperar el placer

una vez mas nos damos

el rito y sacrificio irrevocable del amor.


El abismo de los charcos

Dame un abismo

la azul profundidad del universo

un vacío que me arranque de la tierra

y me empuje hacia abajo, hasta el suave edredón de tu abrazo

blancos cirrus

aire

un cúmulo de  caricias de algodón y seda

hondo el cielo invertido

el que crece desde el piso

y me lanza al remolino de tus besos

dame un vértigo ilusorio

no el oscuro vacío del silencio, de tu frío 

una palabra

dame

el abismo de los charcos.