Por no decir tu nombre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por no decir tu nombre

digo amor

tu

eres

abrazo

sientes

luna

vienes

te conjugo en mil verbos

en mil tiempos te beso

no se porqué y te amo

no te puedo nombrar

y siento que eres mío

como mi nombre eres.

Anuncios

Luna cegada por el sol

Vivir de ti, en ti

por y para ti latir

con esa obstinación que tienen los ciegos, para no caer

tantear tu nombre, oler tu rastro

la escencia de ti, que invade todos los rincones de mi casa

tus huellas,  tus señales

la inmensidad de besos, que en mi lado oscuro siembras

vivir para tocar el brillo de tu voz

la seda de un susurro tuyo en mis oídos

por sentir una vez mas la suave hierba de tu pecho en mi mejilla

ser y estar, aquí y ahora por ti

por tu mirada que se adentra, que traspasa y muerde

con tu amor vivir

por ese sentimiento fulminante que, sin lastimar

penetra y derriba mi voluntad

mis pocas fuerzas

que emborracha y aprisiona mis latidos

y vuelve lento mi andar

claudicante mi destino

en círculos que te contienen siempre.


Poemínimos

I

El viene, se viene

ella se bebe la noche

y una cerveza con limón

el canta la madrugada pájaro de nieve

 

II

Arde la piel

un cubo de hielo se desliza

curva su cuadratura en sus muslos

muere lágrima fría

 

III

Angel

ambivalencia del cielo y del infierno

perversa ternura

amor maldito


Si la lluvia

Si la lluvia no te trajera

si no llegaras con la tristeza que levantan las gotas de la tierra

y en el vapor sutil que se enreda en las cortinas, no se colgara tu brisa

no quedaría nada

ni el recuerdo de tu sombra que me abraza

ni tus besos recientes y mortales

pero llegas

siempre que llueve, vienes

intensamente

aquí

y el suave golpeteo del agua en el cristal

se vuelve violento batir de campanadas

eco de ti

nostalgia tuya y mía.


Enredadera

Con brotarte de un beso sueño

reverdecer de verde y amarillo, como una colombina

enredarme en ti

adherirme a ti

a tu piel pegarme con raíces de fuego

alimentar el brillo de mis hojas con tu savia

ser tu humedad y tu calor

nublarte el pensamiento y el deseo con mi aroma vegetal

crecer en ti

a tu alrededor

girar enredadera

sembrar en tu pecho un sueño

y en tu boca dormir.


De silencios

De silencios estamos hechos

de miradas que callan porque no necesitan de palabras

del silencio de tus manos que acarician, soy esclava

amo esa esclavitud, la busco, la provoco, la invento

pero también hay silencios que pesan como lluvia de balas

silencios que lastiman el oído

silencios capaces de matar, de arrancar de cuajo el corazón

esos silencios no los quiero

prefiero el ruido aparatoso de la vida que te contiene

el sonido inconfundible de tus pasos

tu voz de lluvia que susurra y canta

y de cuando en cuando sabe decir, no quiero que te vayas.


Un derecho y un revés

Con un derecho y un revés

se teje ésta historia

avanzan las agujas, vuelan

arman la telaraña de colores azules y violetas

rojos tostados al sol, bermellones y vinos

un error 

y a deshacer el tejido, a destejer la memoria

hasta el inicio, y vuelta a empezar

un cambio imperceptible del color de la lana

una vuelta entera de medio punto y otra vez

un derecho y un revés

Penélope trasnochada

señora de los encantamientos

tejedora de ensueños y medias lunas

un paso adelante, tres atrás

como el cuento de nunca acabar

hacedora de mantos y diluvios, que no se acabe

artesana de lo imposible, teje la noche

la madrugada borda con lluvia y canto

que no termine nunca

vuelve a empezar.