Afuera

Afuera

la noche crece

inmensa

temblorosa y fría

mientras

dentro

yo me revuelco entre sábanas rotas

que exigen acariciar tu piel

Estás tan lejos

como la realidad que nos espera a la vuelta de la esquina

y empiezas a dolerme en la garganta seca

en los labios que no pueden besarte

en mis manos tan quietas

sin tus manos

Me haces falta

y te espero.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s